viernes, 5 de mayo de 2017

La flagelación en el derecho romano

      Si algo "bueno" tenía Roma era su Derecho. Todo acto público en el que participara de alguna manera el "Estado" requería de lo que en derecho llamamos "nulla pena sine lege" (ninguna pena sin Ley previa) . No se podía iniciar un procedimiento legal sin que antes hubiera unos motivos. La práctica de la flagelación no se escapaba a esta norma.

     La flagelación era un tortura. ¿En qué consistía? (y consiste, pues en algunos países aún se sigue aplicando como castigo penal). La flagelación consiste en golpear repetidas veces el cuerpo del reo con la ayuda de instrumentos que pueden ir de simples varas largas a látigos con o sin accesorios punzantes o desgarrantes.



     El pueblo que, históricamente, más ha usado este método de tortura es el judío. Era muy habitual que alguien acusado de herejía leve recibiera trece latigazos. También fue usado en la Grecia clásica , en Roma (en la cual nos extenderemos) y por la Iglesia Católica, mediante la Inquisición o incluso como método de auto-tortura en señal de penitencia.

     El Derecho Romano prohibía esta práctica de tortura a mujeres, niños y soldados romanos (excepto en casos de deserción). El flagelo más habitual era el de tiras de cuero con incrustaciones de pequeños huesos de animales, los cuales facilitaban el desgarramiento de la carne en el acto de retroceso del pequeño látigo. Era de obligado cumplimiento que el hombre estuviera despojado de sus vestiduras (tapando con un pequeño paño sus "verguenzas") y atado a un arbol o poste de madera. Los golpes iban dirigidos generalmente a la espalda, nalgas y piernas, en su parte trasera, aunque si el castigo debía ser superior debido a la "reputación negativa" del reo podía darse también en la parte delantera del cuerpo, aunque esto era lo menos habitual porque solía morir antes el flagelado por pérdidas de sangre o shocks cardio-vasculares debido al fuerte dolor que sufrían. Tampoco interesaba mucho dar los golpes en la zona delantera del tronco porque , lo que se pretendía, es ofrecer al pueblo un espectáculo ejemplarizante. Así pues era interesante para la publicadad romana que el reo llegara vivo a la crucifixión. Pero medir los límites de resistencia de un desangrado era harto complicado.

     ¿Quién ejecutaba éste suplicio? : Soldados romanos. Del rango más bajo. La obligación les hacía cumplirla a la perfección. Normalmente los flagelantes recibían un extra de ración de comida o de vino por el inmenso esfuerzo que suponía tener que fustigar a alguien durante largos minutos. Normalmente eran seis los soldados romanos que se turnaban de dos en dos.  Era una práctica desagradable aunque divertida dependiendo de la identidad del flagelado. No hay que olvidar que los legionarios no eran más que simples ciudadanos romanos de todo tipo de condición, ni malechores ni gente honrada, gente del montónque quizá no disfrutaran tanto del proceso y fuera un tedio.



     Los golpes del flagelo provocaban fuertes contusiones, provocando hematomas enormes a la victima ipso-facto, hemorragias internas, laceraciones y a partir del décimo golpe la piel empezaba a desgarrarse los músculos internos esqueléticos produciendo temblores espasmódicos en la carne ensagrentada. Si el reo era de "renombre" (algún rebelde o asesino famoso por su crueldad) los soldados solían burlarse de él . En el caso de Jesús de Nazareth le pusieron una toga púrpura en señal de lo que Él predicaba, ser Rey (aunque no fuera de éste mundo) y se burlaban de Él por ello. No es nuevo el saber que los romanos tenían una especial animadversión por el pueblo judío. Los consideraban locos que estaban todo el día conspirando y discutiendo por religión. Un pueblo muy atrasado que solo les traía problemas, revueltas y "mala vida" a los legionarios romanos. Así pues que a unos flagelantes del ejército romano se les presentara la ocasión de fustigar a alguien al cual denominaban "Rey de los Judios" debió ser especialmente interesante para ellos en cuanto al ensañamiento que deseaban ejecutar contra el acusado.

     ¿Por qué se aplicaba esta tortura? : Podía ser por cuatro razones : Instrumento inquisitivo(para arrancar confesiones), como pena de muerte en el acto, como castigo independiente (castigo a un esclavo) o como preludio a una ejecución en la cruz (normalmente para que el reo no sobreviviera mucho en la cruz y la "vigilancia" de los soldados acabara pronto).

     Bajo mi punto de vista , Poncio Pilato ordenó la flagelación de Jesús como "pena independiente", pues aún no estaba ni tan siquiera sentenciado formalmente por ningún tribunal penal-formal. Si hubiera cabido alguna apelación o recurso posterior a la flagelación de Jesús , hubiera sido injustificable el castigo en sí porque no se sabía realmente de qué se le acusaba a Jesús para que sufriera tal tormento. Es importante destacar que Roma no mediaba en asuntos religiosos de sus pueblos conquistados , aun le presentaren el mayor de los herejes de cualquier religión sometida a Roma.



    El acto en sí de la flagelación era denigrante para el reo no solo por el dolor de la tortura. Sino por la automática consideración de pérdida de ciudadanía del ejecutado y , máxime, por la pérdida de consideración incluso de "persona". Así pues, y por ello, el Derecho Romano Penal no establecía un límite para los azotes pues estaban golpeando a algo que ya se consideraba, a efectos legales, como una "cosa" y no "una persona recaudadora de Derechos".

    La flagelación de Jesús debió ser un castigo muy brutal, seguramente para presentar a la muchedumbre a un hombre que prácticamente era un cadaver andante que condujera , su imagen, a la piedad.  Tanto fue así que Pilato lo mostró al gentío al grito de "Ecce Homo!". El significado de ésto es " He aquí el hombre! ", pero en el sentido de "he aquí este pobre diablo al que considerais un peligro para Roma y lo tengo a mi merced, alguien más muerto que vivo".

     Es posible que , bajo mi punto de vista, Jesús fuera flagelado dos veces. Una como castigo independiente, como decíamos antes, y otra como antesala de la crucifixión. Es bastante probable porque formaba parte del Derecho Procesal Romano, y en ello si eran muy cuidadosos los procuradores romanos, los cuales tenían que dar ejemplo ante sus súbditos de cómo actuaba Roma.




    


No hay comentarios:

Publicar un comentario